Consejos para elegir unas zapatillas de running

La oportunidad en el confinamiento

¿Zapatillas de Running? ¿Tienes claro cuál es tu pisada de tu pie?

¿Siempre te lo has preguntado pero nunca has ido a ninguna tienda especializada para saberlo? Hoy desde Enforma Deportes te enseñamos cómo. ¡Échale un ojo a tus zapatillas!

Si la parte exterior de la suela está más desgastada en forma de “S” desde el talón hasta la punta quiere decir, que seguramente tu pronación o pisada sea NEUTRA. En este caso existe mucha más variedad de zapatillas para elegir. 

Cuando la rotación de tu pie es menor, es lo que llamamos “SUPINACIÓN” es decir, tu peso está sostenido sobre todo en el lateral de la zapatilla al apoyar el pie, afectando a la eficiencia de la pisada. Todos aquellos con pisada supinadora, suelen ser mucho más propensos a padecer lesiones y fracturas debido al impacto de la pisada. 

En el caso de que la rotación de tu pie sea excesiva estamos hablando de pisada “PRONADORA”. Donde la zapatilla tendrá desgastada la parte interna del talón y la zona del dedo gordo del pie. En este caso, el peso de tu cuerpo tiende a inclinarse a la cara interna de tu pie, provocando un contacto con el suelo y el interior de la zapatilla en vez de lo metatarsos. Esto mantenido en el tiempo, deriva en un desequilibrio, haciendo que el pie vaya rotando hacia el interior para recuperar parte de la estabilidad perdida.

CONSEJOS PARA ELEGIR LAS ZAPATILLAS.

  1. Conoce tu pisada.
  2. Conoce tu pie. Si tu pie es ancho existen zapatillas más anchas adaptadas a ti como por ejemplo estas Salomon X Raise Gtx o estas zapatillas Asics gel-nimbus 22.
  3. Según los especialistas: Cuanta más técnica tengamos, menos amortiguación necesitaremos.
  4. Mientras corres, tu pie se hincha. Tenlo en cuenta a la hora de elegir tu talla. Procura dejar un espacio de un dedo de ancho entre el dedo gordo de tu pie y la puntera de la zapatilla.
  5. ¡Fíjate en el drop! El drop es la diferencia de altura que hay entre el talón y la puntera de una zapatilla
    1. DROP ALTO (igual o mayor a 8 milímetros), suele ser zapatillas de entrenamiento con mucha amortiguación y que ayudan a aterrizar el pie con el talón o mediopié.
    2. DROP MEDIO (entre 4 y 8 milímetros) zapatillas de natural running (zapatillas flexibles que sirven de transición entre las zapatillas de drop alto y las de drop bajo), zapatillas de competición (voladoras) o mixtas.
    3. DROP BAJO (menor de 4 milímetros) suelen asociarse al minimalismo, aunque no es condición suficiente. Estas zapatillas, además, tienen que ser muy flexibles y poseer un perfil bajo (las alturas del talón y puntera tienen que ser bajas).
  6. ¡Tu presu! Ten en cuenta el presupuesto que dispones, desde Enforma Deportes te recomendamos que inviertas en una zapatilla de calidad, ya que si decides no hacerlo podrás tener problemas a corto y largo plazo, se desgastarán antes, te desmotivarás, incluso podrás lesionarte.
  7. Nunca estrenes zapatillas el mismo día de una carrera. Moldea tu zapatilla días antes.

Esperamos que este artículo os haya servido y nos mencionéis en nuestro instagram @enformadeportes. ¡Estamos a tu lado!

Equipo Enforma Deportes.[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row]

¡Todavía no hay comentarios!

Publicar un Comentario

Pin It on Pinterest

Share This